Paul Antoine Matos
Foto: Fabrizio León Diez
La Jornada Maya

Mérida
10 de julio, 2015

El gobernador Rolando Zapata Bello declaró que la marea roja que está frente a las costas yucatecas no representa riesgos para el consumo de pescado.

Durante una reunión con el Comité interinstitucional de vigilancia y seguimiento de la marea roja, el mandatario advirtió que existe peligro de que pescadores furtivos recojan peces muertos en el mar y los vendan, lo que podría provocar intoxicación a los consumidores, pero esto no tiene relación con la marea roja.

Explicó que los peces mueren por la asfixia provocada por los microorganismos de la marea roja, pero no hay peligro por su consumo, explicó.

El comité reconoció que trabajará con los ayuntamientos costeros, la Secretaría de Marina, Seguridad Pública y la Comisión Nacional de Pesca para vigilar y evitar que pescadores furtivos puedan vender pescados en estado de descomposición.

El presidente de la Cámara Nacional de Restaurantes y Alimentos, Álvaro Mimenza Aguiar, sostuvo que trabajarán con el gobierno estatal y las cooperativas de pescadores para vigilar las costas yucatecas y evitar la captura de ejemplares muertos.

“También debe haber responsabilidad ética de las personas que estén recolectando los peces”, mencionó Mimenza.

Zapata Bello expresó que será posible vacacionar en las playas sin peligro para la salud humana e invitó a los turistas a visitar las costas del estado.
“La gente puede bañarse con toda confianza en nuestras playas sin correr absolutamente ningún riesgo”, afirmó.

El comité de vigilancia reveló que existen entre siete y nueve manchas de marea roja –que mide un kilómetro, aproximadamente– ubicados a una distancia de entre 15 y 31 kilómetros de la costa yucateca, por lo cual, por el momento, no hay peligro de afectación.

Zapata Bello señaló que se prevé que la marea roja se desplace en forma paralela a la costa yucateca o se dirija hacia el norte, aunque podría cambiar la ruta de acuerdo con los vientos y las corrientes marinas.
Destacó la necesidad de mantener vigilancia constante del movimiento y la ubicación de la marea por los cambios que puedan ocurrir.

Antonio Almazán Becerril, doctor en oceanografía biológica del Centro de Investigaciones Científicas de Yucatán (Cicy), afirmó en entrevista con La Jornada Maya que debido a la alta cantidad de nutrientes que contienen las aguas subterráneas que se descargan en la costa yucateca, la marea roja puede persistir más tiempo del esperado.

La duración del fenómeno varía de acuerdo con la especie de los microrganismos y el ambiente en que se desarrollan. Por lo general concluye cuando se agotan los nutrientes, hay cambios súbitos de temperatura o salinidad, o por epidemias virales.

Explicó que si se acerca más a la costa existe la posibilidad de que la mancha permanezca más tiempo al llegar a Progreso, por la presencia del puerto de altura.

El investigador aclaró que el nombre real de la marea roja es florecimiento algal nocivo. La mancha de Yucatán está formada por el dinoflagelado scrippsiella trochoidea, que en altas concentraciones puede obstruir las branquias de los peces, lo cual les impide respirar y por eso mueren.

Dijo que la aparición de la marea roja en la entidad pudo empezar cuando los microorganismos llegaron al estrecho de Yucatán, donde obtuvieron nutrientes de las aguas frías que están debajo de la superficie.

El doctor Almazán indicó que existen especies que pueden ser mortales para el ser humano, pero en la entidad no se ha detectado la presencia de éstas.


Lo más reciente

Migrantes de Afganistán, entre los que más solicitan refugio en México

Solo el mes de enero de 2023 registraron 430 peticiones: en todo 2022 la cifra fue de 498

Efe

Migrantes de Afganistán, entre los que más solicitan refugio en México


'Till: Justicia para mi hijo' invita a reflexionar sobre el racismo: Deadwyler

El filme, basado en hechos reales en los años 1950, se estrenará en México el 16 de febrero

La Jornada

'Till: Justicia para mi hijo' invita a reflexionar sobre el racismo: Deadwyler