Ciudadanos se pronuncian por el aeropuerto de Santa Lucía

Participaron un millón 67 mil 859 personas

Alma E. Muñoz y Enrique Méndez
La Jornada Maya

Ciudad de México
Domingo, 28 de octubre, 2018

Como resultado de la consulta convocada por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, anoche se confirmó que ganó la opción de un aeropuerto civil en la base aérea militar de Santa Lucía, mantener el Benito Juárez y ampliar las operaciones en el de Toluca, y por tanto se rechazó continuar con la construcción emprendida en este sexenio en Texcoco.

López Obrador ofrecerá esta mañana una conferencia de prensa para informar su postura, a partir del resultado de la encuesta, y cuando a su vocero, Jesús Ramírez Cuevas, se le preguntó si la decisión será técnica o política, respondió: "Lo técnico ha sido materia de debate, hay información suficiente para demostrar que las dos opciones son viables".

Anoche, y después de que López Obrador se reunió con José María Riobóo en la casa de transición, el presidente de la Fundación Rosenblueth, Enrique Calderón Alzati, informó que en los cuatro días de consulta participaron un millón 67 mil 859 mil personas, de las cuales 747 mil (69.95) opinaron que debe detenerse la obra en Texcoco, y 310 mil 463 (29 por ciento) por continuar su construcción. Dos mil 722 votos se anularon.

98.18 por ciento de las casillas

En conferencia de prensa a las 22 horas para difundir el resultado, Calderón Alzati indicó que el primer día se capturaron datos de mil 39 asillas; el segundo, de mil 70; el tercero, de mil 70, y ayer domingo, mil cinco. Esto quiere decir, agregó, que se recibieron y computaron 98.18 por ciento de las mesas receptoras.

Dijo que si bien los resultados completos podrán consultarse en la página en Internet resultadosmexicodecide, desde ahora es posible reportar que la mayor participación se dio en el estado de México, porque es la entidad con mayor población; enseguida, Ciudad de México, Veracruz y Jalisco.

El vocero de López Obrador y coordinador de la consulta respondió que el destino de la obra en Texcoco y qué ocurrirá con los inversionistas "será tema de la conferencia" que esta mañana dará el presidente electo en un hotel en la colonia Roma.

"Se garantizarán los derechos y contratos ahí establecidos y podemos estar tranquilos de que se va a cumplir con la palabra y no se afectará ningún interés económico", anticipó.

Informó que López Obrador anunciará el plan respecto al diálogo no sólo con los empresarios, sino también con los inversionistas internacionales, "que supongo tienen interés en conocer la situación que se presenta, una vez tomada esta decisión".

Atribuyó los errores durante la consulta y la participación de personas más de una vez a "conductas marginales", y consideró que lo relevante es la amplia participación lograda, porque "rebasó cualquier cálculo que habíamos hecho y queremos dar el reconocimiento a los mexicanos que acudieron a expresar su opinión".

Karen Levy Gálvez, maestra en ciencias biológicas por la Universidad Nacional Autónoma de México, leyó un comunicado del consejo consultivo, donde se defendió la legalidad de la consulta y se ponderó que el próximo presidente ha anunciado que promoverá iniciativas de reforma con el fin de romper cualquier candado para convocar a futuros procesos de este tipo sobre temas cruciales para el país.

Añadió: "esta consulta se sustenta en el artículo sexto constitucional en torno a la manifestación de ideas. Al ser un ejercicio ciudadano que no se enmarca en el artículo 35 constitucional o en la ley de consultas, no atenta contra ninguna normativa. Antes bien, fortalece la vida democrática al sustentarse en la legitimidad que le otorga una consulta popular, que emana de la auto-organización ciudadana".

Se reconoció que si bien, como todo proceso fundacional, la consulta tuvo fallas y errores, éstos fueron mínimos y de ningún modo alteraron el sentido general y preponderante de los resultados. "Estamos ante el surgimiento de un ejercicio pacífico y ejemplar, donde la ciudadanía participó de manera informada, responsable y libre", se dijo.

El consejo ponderó que será la primera vez en la historia reciente del país que un presidente tome una decisión sustentada en una consulta ciudadana.

López Obrador, que se reunió con Riobóo y el próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, salió de sus oficinas antes del anuncio del consejo consultivo e indicó que con el reporte de la Fundación Rosenblueth "hay nota".