¿Dónde están todos?, libro que da voz a víctima de violencia y desigualdad en Yucatán

La historia inicia con la llegada de Aracely con su hija a un refugio

Katia Rejón
Foto: Facebook Alicia Ayora Talavera
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Lunes 20 de enero, 2020

¿Dónde están todos? es una novela de la escritora y terapeuta Alicia Ayora Talavera y uno de los nueve libros que serán publicados este año como parte del Fondo de Ediciones y Coediciones Literarias del Ayuntamiento de Mérida, bajo el sello editorial de Libros en Red. La novela está escrita a partir de los diarios de una mujer víctima de violencia de un municipio del interior del estado de Yucatán.

La historia inicia con la llegada de Aracely [nombre ficticio] con su hija a un refugio de la ciudad de Mérida. Y en los siguientes capítulos, la voz de la novela recorre una infancia, adolescencia y adultez en un contexto de violencia intrafamiliar, de género y falta de recursos económicos. ¿Dónde están todos? es un cuestionamiento que alude a la desesperación de una persona que no encuentra salidas a la desigualdad.

En entrevista, Alicia Ayora cuenta que ella trabajó en el refugio donde llegó la autora de los diarios. “Ella me dio su diario, donde había escrito durante años. Alguna vez me dijo que la escritura era lo que la había salvado muchas veces de suicidarse. Para mí esto era como un tesoro y le pregunté si quería dar a conocer su historia”, dice.

Con sensibilidad y oficio, Alicia le dio forma a las escenas descritas en las libretas, añadió contexto y diálogos a partir de conversaciones posteriores con ella, y cambió datos personales. Para ella, que se conozca la historia de Aracely, y de otras mujeres víctimas de violencia es fundamental para sensibilizar a las personas en temas que pueden parecernos muy alejados.

En la novela, la voz de Aracely no sólo cuenta su vida, sino cómo es nacer y crecer en la milpa, con tradiciones mayas, costumbres y formas de pensar, necesidades y problemas sociales particulares de ese entorno.

Sin embargo, la autora añade que este libro también es importante para aquellos que trabajan con mujeres víctimas de violencia. Hay pasajes del libro, y los diarios en los que se deja entrever la falta de sensibilidad de personas que trabajan en refugios.

“Yo había vivido cosas que me sacaban de onda. Entonces me di cuenta de que las buenas intenciones no bastan. Hay que conocer a fondo de qué van los problemas de quienes llegan a los refugios. Es algo muy complejo y muy profundo, al final de todo me gustaría que esto fuera parte de un trabajo de sensibilización para todo el que lo lea, hombres y mujeres”, explica.

Alic,a, por su parte, también seguirá escribiendo. “Tengo muchos proyectos y ahora mismo me siento muy motivada”, dice. Ella ha trabajado con mujeres en situaciones de violencia y es autora de un libro autobiográfico, Somos uno, que también obtuvo el Premio Demac en 2012. Así que su primer objetivo con este nuevo libro es que llegue a todas las personas que se vinculan al trabajo con víctimas de violencia.

Dice que personaje que inspiró Aracely, la mujer que escribió los diarios, está muy contenta de que su historia salga a la luz. Se va a presentar en el marco de la Feria Internacional de la Lectura Yucatán [Filey] este año, en mayo, y ella estará ahí.

“Para mí esto fue por ella. Para darle voz a su historia”, aclara. Cuando salga, buscará moverlo para que el material llegue a sitios estratégicos, donde la historia de Aracely provoque.