'Restauradores del mangle', vecinos de Dzilam de Bravo que ayudan a la reforestación

En la comunidad buscan proteger la barrera natural de la zona costera
Foto: Abraham Bote

Especial: Día Internacional del Manglar

Don Manuel González Salas todavía recuerda que hace más de 19 años había una gran vegetación de manglar en la costa de su natal Dzilam de Bravo, Yucatán; pero estas imágenes se desvanecen poco a poco, con el paso del tiempo. “¡Uuuuh, sí estaba todo lleno, compadre, era una población grandísima de mangle!”, expresó. 

Se agacha y enseña cómo ha crecido el mangle y algo de vegetación, gracias a su trabajo y el de 15 compañeros durante estos años, con el que han podido contribuir a la reforestación de más de mil hectáreas. Se siente orgulloso y espera pronto ver más zonas recuperadas.

Él forma parte Los Restauradores del mangle, grupo que se ha dedicado a la reforestación y rescate del manglar en la zona costera; el cual reconoce la importancia de este ecosistema: que sirve de barrera contra los huracanes y fenómenos meteorológicos; sin embargo, por las construcciones de carreteras, la tala ilegal, muchas hectáreas de mangle se han degradado. El año pasado sufrieron una de las peores inundaciones en su comunidad. Algo que no habían visto en años.

 

 

El pasado 16 de julio inició el proyecto Restauración ecológica de manglares de la costa norte de Yucatán, Región Dzilam de Bravo, impulsado por Pronatura península de Yucatán A.C. (PPY), el Cinvestav y Los Restauradores de Dzilam de Bravo, con cual se pretende reforestar, en dos años, más de 200 hectáreas en esta zona y así recuperar este ecosistema de vital importancia para la costa. 

Después de que el huracán Isidoro, que impactó Yucatán en 2002, devastara gran parte del mangle, pobladores de Dzilam de Bravo decidieron unirse para restaurar este vital ecosistema. Con sus palas crearon canales y abrieron el flujo del agua. Durante años se han vinculado con organizaciones ambientales y autoridades para contribuir en la restitución de sus manglares. 

Han trabajado, junto con Jorge Herrera Silveira, investigador del Cinvestav, Mérida, del Instituto Politécnico Nacional (IPN), así como de las autoridades estatales y federales para recuperar la vegetación. Además de ganar un ingreso extra, su principal objetivo es la conservación del medio ambiente.

Don Manuel no sabe sobre términos científicos, pero su contacto con la naturaleza a través de los años, y los conocimientos de sus antepasados, le han demostrado la importancia de estas barreras para la comunidad, y para la pesca. 

González Salas ha visto cómo la ausencia de mangle ha ocasionado grandes daños en el medio ambiente. A través de los años, y por las enseñanzas de sus ancestros, sabe que los manglares son esponjas que absorben el agua y son barreras que evitan que huracanes y tormentas impacten de manera grave al puerto.

“El mangle para nosotros es una barrera contra huracanes, y muchas cosas, además que nos proporciona muchos peces que salen al mar a terminar de crecer”; resaltó. 

 

 

Sin embargo, ha visto que cada año las inundaciones son más terribles; el año pasado, debido a las lluvias que trajeron Cristóbal y otros huracanes, su casa se inundó, a pesar de encontrarse en zona alta: el agua llegó “hasta aquí”, dice mientras señala la parte baja de sus caderas; el piso se levantó y otras casas se inundaron más.

También el restaurador indicó que en la costa existe mucha depredación del mangle, personas que vienen y talan de manera ilegal las plantas, la madera y se las llevan para vender o construir sus palapas. 

Falta que la gente haga conciencia sobre la importancia de los manglares, reconoce. “Se los he dicho, hay que concientizar a las personas sobre el mangle, pero hay gente que no lo entiende o no quiere, pero al final los afectados somos toda la comunidad, los pescados”, indicó. 

 

También te puede interesar: 

-Relleno del ecosistema manglar, ataque a la protección contra huracanes: Cinvestav

-Se ha subestimado la superficie de mangle rojo enano: Conanp

-Campeche pierde 2 mil hectáreas de mangle al año, revela César Romero

-Jueces todavía desconocen temas de medio ambiente: Grupo Ecologista del Mayab

-U kuxtalil chuk te’ob: ichil u ka’a líik’sa’al yéetel u ch’éejsa’al

Edición: Ana Ordaz