'Las flores de la noche' celebra la amistad y la resistencia trans

La película trata sobre la ternura, los círculos de confianza, poder expresarte y vivir en libertad
Foto: Facebook Las flores de la noche

Como parte del último día de actividades presenciales del Libre Cinema Festival, el sábado 16 de octubre se proyectó el documental Las flores de la noche en el Centro Cultural de la Niñez Yucateca (Cecuny). 

En entrevista para La Jornada Maya, Omar Flores codirector del filme junto con Eduardo Esquivel, comentó que la película trata sobre la amistad, la ternura, los círculos de confianza y su importancia para poder expresarte y vivir en libertad. “Tomar fuerzas y ser quien eres”.

El documentalista detalla que Las flores de la noche retrata la historia de cuatro chicas trans, Alexa, Gardenia, Uriel y Violeta, que viven en  Mezcala de la Asunción, una comunidad cerca de Guadalajara, sigue sus vidas, su cotidianidad, y sus luchas en el día, tanto internas como externas. 

“Es un camino para celebrar quienes son ellas, la celebración también como un acto de resistencia”.

Tanto como Omar Flores como Eduardo Esquivel creen mucho en la ternura, y la importancia de formar lazos de ternura con la gente y como esto te “sujeta” para afrontar momentos complicados. “Sostenerte en un mundo que es violento, que quiere oprimirnos”, expresa.

En este documental, precisa, abordamos este historia desde la luz, porque sistemáticamente la comunidad trans y LGBTTTI ha sido revictimizada en el cine. “Creemos que es importante las historias luminosas”, señala.

A pesar de que vivimos en un país complicado para este sector, sobre todo si eres mujer trans, ya que la esperanza de vIda es de un promedio de 35 años, datos que estremecen y dan miedo, señaló; también hay que abordar las historias desde la luz y la esperanza. 

“Las protagonistas de la película se volvieron también nuestras mejores amigas y es importante la capacidad que tiene el cine para conocer personas y universos”, relató.

El cine permite eso: adentrarte en la vida de otras personas y es una oportunidad para formar empatía, sobre todo si la película están retratadas dese la ternura y el cariño, contó. 

Libre Cinema Festival continuará sus actividades del 17 al 24 de octubre con una cartelera virtual que estará disponible de forma gratuita y las 24 horas del día a través de la plataforma FilminLatino; se exhibirán siete programas con al menos un largometraje nacional y hasta cinco cortometrajes realizados en la península de Yucatán.

 A partir de este martes 19 de octubre se presenta Miradas comunales: voces del territorio, conformado por cine comunitario, hecho desde el interior de Yucatán y que aborda las temáticas del trabajo en la tierra, el respeto por la naturaleza y la conservación de saberes ancestrales, estos proyectos, algunos de ellos hablados en lengua maya, reflejan una mirada personal y propia de la cultura maya.

Los días 18 y 22 se exhibirán los programas de Directoras de la península, en el que se incluyen siete proyectos dirigidos por mujeres cineastas de Campeche, Yucatán y Quintana Roo, abordando diversas temáticas como la conservación ambiental, el cuerpo y el baile, el archivo, entre otros.

Entre los títulos que se exhibirán están: Plan sexenal, M, Ruinas tu reino, Luces del desierto, Muerte en Arizona, Memoria oculta y Off the road. 

También presentarán cortometrajes como 16 mm, Matinee, Marea, Oink, Chaak Iik, Territorio, Amantes, Elemental, Agua, Montes, Guardián, Caminante mayor, Legado, Desde adentro, Carlota, Thara, Aquí buscamos a tod_s, Metamorfosis, entre otros.

En el caso de los municipios de Progreso, Ticul, Motul y Maxcanú se exhibirá un programa vespertino en las Casas de Cultura los días 17, 19, 21 y 24 de octubre, respectivamente.

La programación completa puede consultarse a través del sitio web librecinemafestival.com o en las redes oficiales Facebook e Instagram como Libre Cinema Festival.


Mira el tráiler de Las flores de la noche aquí.

 

Sigue leyendo: Proyección de cortometrajes, ''Selección Lado Libre'', de Libre Cinema Festival

 

Edición: Estefanía Cardeña