Te contamos sobre Hochob, importante asentamiento maya de Los Chenes

El sitio arqueológico de Campeche destaca por sus enormes mascarones frontales
Foto: INAH

En el municipio de Hopelchén, Campeche, una zona arqueológica maya da la bienvenida a sus visitantes con un mascarón que asemeja a una boca monstruosa, característica que se repite en algunos edificios.

Es Hochob, un asentamiento maya considerado entre los más importantes en la región de Los Chenes alrededor del año 300.

 

Foto: INAH

 

Su nombre significa “Mazorcas de maíz” y destaca porque en los cuartos de las edificaciones los antiguos habitantes resguardaban los granos.

El Palacio Principal posee un mascarón de enormes fauces abiertas y colmillos en los extremos conocido como Monstruo de la Tierra por ser equiparable a un lagarto.

 

Foto: INAH

 

De acuerdo con información del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), los primeros pobladores de Hochob llegaron alrededor del año 300, pero su máximo esplendor fue entre los años 850 y 1000.

El sitio surge en una colina donde poco a poco se fueron construyendo estructuras públicas y religiosas así como espacios para el almacenamiento y distribución del agua de lluvia.

 

 

Los mascarones frontales son dedicados al dios Itzamná y a Chaac, de acuerdo con los rasgos hallados por arqueólogos.

Hochob es un sitio descubierto por el explorador austriaco Teoberto Maler en 1887 y se considera que fue una ciudad de medianas dimensiones cuyos habitantes dependían de otros asentamientos de mayor jerarquía. 

 

Foto: INAH

 

Lee también: 

¿Conoces Balamkú, el Templo del Jaguar en Campeche?

Así es Jaina, la isla artificial construida por los mayas en Campeche


Lo más reciente

Migrantes de Afganistán, entre los que más solicitan refugio en México

Solo el mes de enero de 2023 registraron 430 peticiones: en todo 2022 la cifra fue de 498

Efe

Migrantes de Afganistán, entre los que más solicitan refugio en México


'Till: Justicia para mi hijo' invita a reflexionar sobre el racismo: Deadwyler

El filme, basado en hechos reales en los años 1950, se estrenará en México el 16 de febrero

La Jornada

'Till: Justicia para mi hijo' invita a reflexionar sobre el racismo: Deadwyler


<