El CBD como aliado en la lucha contra la depresión: un caso de éxito

Andrea asegura que el consumo del derivado de la cannabis la sacó de una crisis que duró años
Foto: Afp

Especial: Luz y compañía 

Durante años, Andrea disfrutó de una vida de excesos confiando en que tenía el control y que abandonaría los vicios sin mayores consecuencias. Sin embargo, dejar el alcohol sin acompañamiento profesional desencadenó en ella una serie de afecciones que la aquejaron hasta caer en depresión. 

La frase “tocar fondo” tuvo sentido para la joven cuando los ataques de pánico, la ansiedad, el estrés y la desesperanza dominaron su día a día. Pero no se dio cuenta inmediatamente y pasaron muchos meses antes de que decidiera comenzar con un tratamiento. 

“La palabra depresión es pesada. Suena a alguien que es insano mentalmente y que puede tomar decisiones malas, como el tema de suicidio. También puedes llevar una depresión de la que no te das cuenta y no te tratas”, describe Andrea Peraza. 

Hace cuatro años, Andrea decidió dejar el consumo de alcohol para cumplir con su labor como madre soltera y ser un ejemplo para su hija, pero no resultó tan fácil como decir “hoy no” y las secuelas fueron intensas, hasta que comenzó el consumo de CBD. 

El CBD es una sustancia química no sicoactiva de la cannabis que es recomendada por promotores y consumidores para atender la depresión. Andrea optó por este tratamiento porque tenía cercanía con el equipo de Cultura Semilla, que ya le había hablado de los beneficios del consumo del aceite. 

“Desde el día 1 sentí el cambio. Dejé de fumar, el nivel de estrés bajó muchísimo, dejé de mascar chicle, ya no tengo insomnio y mi proceso de concentración es mejor. Es una de las mejores decisiones que he tomado para tratar mi depresión”, comenta. 

Y es que la diferencia fue abismal. Andrea recuerda que antes del aceite de CBD enfrentar la depresión era como entrar en un gran agujero del que parecía imposible salir y ahora, con el consumo del derivado de la mariguana, es más fácil alcanzar un estado de paz. 

“Antes mi mente colapsaba, me costaba mucho respirar y ahora mi mente busca alternativas para sentirme bien”, describe Andrea. 

Ricardo García, vocero de Cultura Semilla, asegura haber atestiguado casos de éxito como el de Andrea gracias al consumo de aceite de CBD. Dos gotas en la mañana y dos en la noche son suficientes para que las personas mejoren su estado emocional, de acuerdo con los testimonios. 

El CBD funciona al activar el sistema endocannabinoide que poseemos los seres humanos y contribuye a la producción de serotonina y dopamina, neurotransmisores que nos hacen felices, explica Ricardo. 

“Me atrevo a decir que las personas mejoran su estado emocional porque ya no sienten presión, se la llevan más tranquila y tienen mejores reacciones”, señala el representante de Cultura Semilla, un colectivo que promueve las ventajas del consumo de CBD. 

Ricardo dice que los casos más destacados son aquellos de personas que atentaron contra su vida y que actualmente reportan una condición estable. 

En Yucatán, informa, son muchas las personas que consumen aceite de CBD para tratar la depresión, la ansiedad y el estrés sin el uso de fármacos. 

Al respecto, Claudia Rafful, académica de la Facultad de Psicología de la UNAM, explica que no hay evidencia científica que demuestre que el CBD tiene un efecto en la depresión y al ser una sustancia no regulada por las autoridades, los consumidores deben tener precaución. 

“Para las personas con depresión, la recomendación en primera instancia es busquen atención sicológica. El CBD no es un antidepresivo que esté probado y está apenas en proceso de regularización, por lo que es importante ver qué se consume porque no hay un control de calidad y aunque se venda como terapia alternativa o naturista no significa que no tiene un efecto contraproducente”, explica. 

La especialista recuerda que la depresión es un desbalance de los neurotransmisores que puede ser consecuencia de distintas experiencias, como un proceso de duelo, pero es curable siempre y cuando se atienda con un sicólogo o con un siquiatra, que son los médicos especializados en este trastorno mental. 

“Son distintas las razones por las que las personas presentamos un estado de ánimo deprimido, pero siempre es curable. Incluso se puede tratar con medicamentos y es importante destacar que los antidepresivos no generan dependencia, no son un tratamiento peligroso y no se tienen que tomar de por vida”, dijo la académica. 

Andrea optó por combinar ambas alternativas: a la par que consume aceite de CBD toma terapia sicológica y argumenta que ha leído suficiente información como para atreverse a recomendar el derivado de la mariguana. 

“Hay mucho desconocimiento, he recibido comentarios negativos porque me dicen que el CBD es una droga, pero no, es un extracto que no es sicoactivo. Droga es la Coca-Cola, el azúcar, el alcohol que venden de manera legal y el tema es que no saben cuáles son las propiedades y beneficios del cannabinoide”. 

Con los resultados obtenidos, que se traducen en un estado de bienestar, Andrea asume que el consumo de CBD es un hábito de salud que no abandonará porque además de toda la investigación que ha realizado, la principal muestra de su efectividad es que todo el peso de la depresión ya desapareció.

 

También te puede interesar:

-La depresión no es castigo, es enfermedad que requiere compañía

-Depresión postparto, un tema tabú que se habla poco

-Aumentan servicios de sicólogos por trastornos anímicos en Campeche

-Surgen opciones para apoyar a personas con problemas de salud mental en Yucatán

-Nonojchaj u k’a’abéetkunsa’al áantaj ti’al u tuukul wíinik ikil u chíikpajal yaan ya’abach máak ku lúubul u yóol

-Ikil ya’abchaj máax ku lúubul u yóole’, káaj u yantal u múuch’ilo’ob áantaj ti’al u yáantal wíinik k’oja’an u tuukul


Lo más reciente

Poder y profundidad pueden llevar lejos a los Leones

Este equipo tiene con qué ganar en Puebla; Vizcarra-Romero, gran duelo de mánagers

Antonio Bargas Cicero

Poder y profundidad pueden llevar lejos a los Leones



Álvarez, por el primer golpe en playoffs, hoy en Puebla

Será una serie interesante: Vizcarra; hay una espina clavada: Drake

Antonio Bargas Cicero

Álvarez, por el primer golpe en playoffs, hoy en Puebla