Foto: Facebook @amnistiamexico

Amnistía Internacional México se suma a los llamados de justicia para José Eduardo, joven de Veracruz que presuntamente fue asesinado, torturado y agredido sexualmente por policías de Mérida.

“Hacemos un llamado al gobierno de Mérida y a la Fiscalía General del Estado de Yucatán para garantizar el acceso a la justicia y reparación del daño a familiares de José Eduardo R., y para no dejar impunes a las personas responsables”, manifestó la organización internacional en sus rede sociales.

En una imagen, lamentaron el fallecimiento de José Eduardo en Mérida e hicieron un llamado a las autoridades para no dejar impunes a las personas responsables.  "#JusticiaParaJoséEduardo", expresaron en su publicación.

 

También te puede interesar: Manifestantes exigen justicia por muerte de José Eduardo en Mérida

 

La agrupación también ha documentado los constantes abusos y violaciones a los derechos humanos por parte de las corporaciones policiacas en el estado, los cuales quedan impunes.

El pasado mes de febrero de este año, entregó al gobierno de Yucatán más de 160 mil firmas, recabadas por sus activistas en más de 40 países, para demandar justicia y reparación del daño para José Adrián, quien fue detenido de manera arbitraria y golpeado violentamente el 25 de febrero de 2016, siendo un niño de 14 años, por policías en un X-can, comunidad ubicada en el municipio de Chemax, Yucatán. 

 

También te puede interesar: La Codhey pide esclarecer la muerte de José Eduardo

 

Amnistía evidenció que el joven, quien tiene una  discapacidad que no le permite oír y comunicarse con facilidad, fue golpeado violentamente cuando regresaba de la escuela. Los policías le infligieron tortura y otros malos tratos. El informe policial indicó que fue detenido por vandalismo y daños a un vehículo policial, por lo que fue trasladado a la cárcel municipal. “José Adrián no fue evaluado por personal médico. Permaneció esposado y atado a un objeto que colgaba del techo y fue presionado para que se auto inculpara de los daños causados al coche de la policía. Su familia tuvo que pagar una multa para que lo dejaran ir y fue obligada a costear los daños de la patrulla dañada”; detalló la organización.

Edición: Ana Ordaz