Foto: Juan Manuel Valdivia

Es necesario disminuir la dependencia económica de las mujeres hacia sus parejas para poder contribuir a eliminar la violencia contra las mujeres, “por eso tendrían que aplicarse los tres niveles de gobierno para favorecer la autonomía económica de las mujeres”, sentencia María Candelaria May, fundadora del Centro Cultural y de Derechos Humanos Casa Colibrí.

Contar con libertad económica tendrá como fruto controlar sus vidas personales sin necesidad de que alguien les provea con el sustento diario y luego se sienta con el poder de violentarlas, asegura.

Además de eso, considera, “hace mucha falta fortalecer los procesos formales de educación en general, pero muy especialmente en relación con los derechos humanos, la sexualidad y el género”.

Toda persona en el nivel profesional, sin importar la carrera que curse, debería llevar a la par un curso de sexualidad con enfoque de género y derechos humanos para que reconozcan que su ejercicio profesional también requiere dejar de lado los estereotipos de género, admitiendo a las mujeres como dueñas de sus cuerpos y vidas.

Enfatiza que la educación es un pilar fundamental sobre el cual es necesario trabajar, en especial en instituciones como las fiscalías, para contar con profesionales que cuenten con perspectiva de género y derechos humanos. 

Para aportar con estos objetivos, desde Casa Colibrí, por segunda ocasión se suman a los 16 días de activismo a favor de los derechos de las mujeres a una vida libre de violencia. Durante estas semanas abordarán temáticas diversas con mesas diálogo con adolescentes, mujeres mayas, académicas, investigadoras, activistas, periodistas, entre otras.

Entre las charlas, hablarán sobre Felipa Poot y lo que tuvo que atravesar para formar parte de la historia y, para que puedan unirse desde diferentes lugares, estarán llevando a cabo de manera virtual estos eventos.

Únicamente la concentración del 25 de noviembre en el Centro Histórico de Valladolid y el 8 de diciembre en la inauguración de la sala de lectura 31102031, que ahora llamarán Felipa Poot Tzuc, en Casa Colibrí Valladolid serán físicamente.

Apunta que la pandemia ha recrudecido los ejercicios de violencia en las familias, por lo que prescinde la necesidad de que las asociaciones y mujeres estén unidas para luchar y poner un alto a esa violencia.

Aunado a ello, también mira que la Covid-19 dejó ver una inaccesibilidad a la salud por los altos costos que implica incluso llegar a un hospital con el incremento de los precios en taxis; por otra parte pide que incrementen el personal en las fiscalías de los municipios pues resulta insuficiente actualmente.

“En municipios como el mío, Valladolid, que será uno de los lugares donde estará una estación del llamado Tren Maya, el incremento de la población, en algunos casos, afecta contra el derecho de las mujeres a no ser violentadas”.

El acoso callejero y los delitos sexuales también han incrementado, señala, y “pensamos que éste va a ser el inicio de un escenario que no va a ser nada agradable para Valladolid” y lamenta que la situación está repetidamente en otros municipios, por lo cual reitera que la educación tiene que llevarse hasta las comisarías y municipios.

En esas zonas del interior del estado, manifestó, es común la violencia física contra las mujeres mayas de una forma normalizada; esto, recrudecido por la fuerte incidencia de alcoholismo de los hombres mayas.

La situación, de nueva cuenta, va contra la economía de las mujeres pues sus esposos suelen utilizar el dinero del hogar en su adicción.

 

También te puede interesar: 

-Exigen erradicar la violencia contra las mujeres en Mérida

-Acciones, no simulaciones, piden feministas de QRoo en el 25N

-Conmemora el Instituto de la Mujer de Campeche el 25N

-Mujeres marchan en CDMX contra la violencia de género

-Develan Antimonumenta Feminista en Yucatán

-AMISY presenta iniciativa ciudadana 3 de 3 contra la Violencia

-Dan banderazo a 16 días de activismo feminista en Cancún

-Buscan penalizar variables de delitos digitales en QRoo

-Violencia hacia mujeres indígenas no nace como costumbre en comunidades: activistas mayas

-Urgente perspectiva de derechos humanos en sistema de justicia para resolver feminicidios

-En comunidades mayas persisten agresiones contra mujeres trans

-Acceso a justicia y seguridad, exigencia de feministas a las autoridades tulumnenses

-En Yucatán falta que se legisle con visión de género y dejar a un lado prácticas machistas: Canadem

-Diferencias entre partidos en sesión por Día Internacional contra Violencia a Mujeres

-María Elena Ríos pide en el Senado legislar contra ataques a mujeres con ácido

-Más de la mitad del mundo sufre la pandemia de violencia contra mujeres: ONU

-Una de cada dos mujeres asegura haber sido víctima de violencia durante la pandemia: ONU

-Neoiconoclasia, protesta feminista legítima

-Ka jach beeta’ak meyaj, ma’ chéen beey tu beeta’ali’, u k’áatanil u x féeministailo’ob Q Roo yóok’lal 25N

Edición: Ana Ordaz