Recuerdan vida y obra de Víctor Cervera, “contradictorio y polémico”

Recuerdan vida y obra de Víctor Cervera, “contradictorio y polémico”


Personaje contradictorio y polémico, Víctor Cervera Pacheco imprimió su sello a toda una época social y política de su natal Yucatán, que gobernó de 1984 a 1988. Durante la presentación de la segunda edición del libro Víctor Cervera Pacheco, anécdotas de reporteros, este miércoles en la Filey 2015, en Mérida, el tiempo parecía haber retrocedido a aquellos años, con campesinos anhelantes de justicia y mujeres de hipil con sus pequeños en brazos, todos buscando respuesta a sus necesidades de trabajo, educación y un techo propio.


Rodeados de gente de guayabera blanca y zapatos lustrosos, los asistentes escucharon a Augusto Gómez Villanueva evoca a su amigo Cervera Pacheco, quien desde joven, dijo, tuvo el propósito de transformar el campo yucateco, pues conocía la desigualdad social que se vivía entonces.


“Víctor fue un joven dirigente estudiantil, vinculado con la causa campesina, que de forma solidaria caminó por los campos henequeneros y estrechó las manos, casi sangrantes, de los campesinos, manos que no solo transformaron Yucatán, sino también fueron una constancia de un sistema feudal que predominaba en el estado, y que siguió la doctrina de Felipe Carrillo Puerto y de Salvador Alvarado”, señaló.


Reconoció que fue un hombre de contradicciones, pero que siempre tuvo la visión de transformar al Estado; que vivió la injusticia y la esclavitud contra las que se rebeló Carrillo Puerto y que el periodista estadunidense John Kenneth Turnes relató en su libro México bárbaro, durante el régimen de Porfirio Díaz.


Para Manuel Triay Peniche, reportero y luego encargado de la redacción del Diario de Yucatán por más de 30 años, “Cervera Pacheco solía dar con generosidad, pero siempre en silencio. No gustaba de mezclar afectos y sentimientos con la política o el trabajo. Muy poco o nada se sabía de la vida privada del hombre que empezó su liderazgo en la secundaria; dio sus primeros pasos por ejidos del sur cuando organizó las primeras sociedades ejidales, que luego lo llevarían a la cárcel. Fue diputado local dos veces, diputado federal, senador, secretario de la Reforma Agraria, alcalde, gobernador dos veces, secretario de organización del PRI, líder nacional de la CNC, y, tras 68 años de vida y a 10 de sus muerte, nos seguimos preguntando cómo era en su persona”.


En una carta, la embajadora de México en Brasil, Beatriz Paredes, recordó su experiencia laboral y personal con Víctor Cervera, del que aprendió, dijo, a admirar al pueblo maya, y reconoció su solidaridad, compromiso social, capacidad de liderazgo y su amor por Yucatán.


Las fotografías del libro muestran la huella que dejó el yucateco, no sólo en sus actividades públicas, sino también en muchos de los personajes que se observan junto a él y que hoy forman parte de la vida política del estado, como el actual gobernador Rolando Zapara Bello; Jorge Esma Bazán, actual director del Instituto de Historia de y Museos de Yucatán; Luis Felipe Saidén Ojeda, secretario de Seguridad Pública; el arzobispo de Yucatán, Carlos Emilio Berlié Belauzarán; Jorge Carlos Ramírez Marín, ex titular de la Sedatu y hoy candidato a diputado federal; Nerio Torres Ortíz, ex secretario general del Frente Único de Trabajadores al Volante, y Cleominio Zoreda Novelo, subprocurador especializado en Investigación en Delitos Federales, entre otros.


Zoreda Novelo comentó que muchos de los programas que se emprendieron en Yucatán posteriormente fueron adoptados en beneficio de la sociedad del país. Cervera, añadió, puso un grano de arena en la política, y los gobiernos de ahora tienen el gran compromiso de ir transformando desde su realidad al estado. “Me consta que el gobernador Zapata Bello está participando con enorme seriedad y responsabilidad en esa transformación de Yucatán”.


Nerio Torres Ortíz expresó que siempre al hablar de Víctor Cervera siente una gran satisfacción, pues tuvo la fortuna de convivir con él, de ver su trabajo y constatar que vivió para servir. “Víctor Cervera Pacheco ha sido uno de los políticos más grandes que ha tenido Yucatán y de México; que si viviera no estuviéramos como estamos dentro de la política: él tenía otra visión de lo que debía ser para el estado, y lo demostró. A estas nuevas generaciones les falta el empuje, la visión que él tuvo”.


Felipe Cervera Hernández, ex secretario de Desarrollo Rural del Estado y candidato a diputado por el quinto distrito de Ticul comentó que el trabajo de su padre “no estuvo exento de errores: él fue un ser humano plagado de defectos y virtudes, que en lo personal considero que tuvo mucho más virtudes que defectos. Y una de esas virtudes era el trabajo comprometido y el gran amor por su estado”, y el camino para “honrarlo es trabajando intensamente”.


Por último, el empresario Pedro Cabrera Quijano entregó un ramo de flores a la señora Amira Hernández Guerra, viuda del Cervera Pacheco, quien estuvo acompañada de sus hijos Víctor, Felipe, Amira y Pilar.