Foto: Miguel Améndola

Ya no queda nada de la característica y emblemática “palma torcida” o “palmera de Instagram” ubicada en playa Paraíso, dentro del Parque Nacional Tulum, pues debido al sobreuso humano principalmente se murió hasta que fue necesario cortarla desde su raíz.

Juan José Domínguez, encargado de la Reserva de la Biosfera del Caribe Mexicano, afirmó que la palmera en mención fue retirada luego del paso del huracán Grace: “en la verificación que nosotros hicimos pasamos por esa zona y vimos que estaba muerta y por tal motivo el personal la cortó”.

Este árbol se hizo muy famoso los últimos años entre los turistas que visitan Tulum al considerarla uno de los puntos favoritos para tomar fotos para redes sociales. Desafortunadamente que tantas personas se posaran en ella, aunado a factores climatológicos acabó por destruirla.

El encargado de la reserva explicó que la corona de hojas que tienen las palmas normalmente ya había sido arrancada por los fuertes vientos asociados a las tormentas que azotaron desde el año pasado. La palmera estaba ya a punto de caerse y por el peligro que representaba se determinó cortarla desde la raíz.

 

Foto: Miguel Amendola

 

“En el momento que una palmera pierde la corona de hojas muere y empieza a descomponerse, entonces fue por eso que se tomó la determinación de cortarla, porque estamos un destino turístico y si bien era emblemático y a mucha gente le gustaba subirse a la palma para tomarse fotos, pues representa un riesgo y por autorizamos que se removiera”, declaró.

Indicó que buscarán cuidar otras palmeras que tienen características similares, por lo que dialogarán con las personas que están en los predios donde hay esta vegetación para delimitar sus alrededores.

“Con el afán de evitar riesgos, y no permitir que los turistas se suban y lastimen la palma, vamos a platicar con los propietarios de los predios para poner unas bancas para tomarse las fotos o establecer un acordonamiento para que los turistas no abusen de la palma, así pueden tener una fotografía de algo emblemático que tenemos en las playas de Tulum”, comentó.

Hugo Navarro Solano, titular de la Dirección del Parque Nacional Tulum (PNT), señaló que esa palma ya se había muerto desde hace meses, al parecer por un bicho que ha estado atacando a las palmas de coco de la zona y también el peso de las personas que se subían, provocaron que se cayera. 

 

También te puede interesar: 

-Jóvenes, futuros guardianes de las playas

-El Ocaso Estival

-1, 2, 3 por Progreso

-Hasta el próximo año, paraíso

-Un Cristo Negro de mar: El señor de Sisal

-Gulliver peninsular

-El cangrejo azul: una lucha por la supervivencia

-U kaláanta’al k’áak’náabo’ob yaan te’e baantaa’

 

Edición: Laura Espejo