Elvia Carrillo Puerto, mujer ''igualada como tú'' que luchas por tus derechos: Liliana Hernández

La intención es que el proyecto de encuentro entre mujeres se puede replicar en varios municipios de Yucatán
Foto: Cecilia Abreu

Especial: La pandemia eterna

“Oh sí, sí, es verdad; es que la hora ha llegado por fin, tan esperada… De levantad la frente que angustiada mustia y oliente se inclinara ayer, ¡dejad la postración que tanto tiempo la gloria y el saber les han ocultado! Oíd con atención: la hora ha llegado de que ilustre su nombre la mujer […] Alzad la frente, levantad con orgullo la cabeza y podremos decir con entereza que alcanza cuando quiere la mujer” – Rita Cetina Gutiérrez, A nuestro sexo.

Con el primer poema de la revista Siempreviva, Liliana Hernández, fundadora de Corriendo con Lobas, encuentra el posicionamiento con el cual levantaron la voz las mujeres del siglo pasado, llamadas igualadas, diciéndoles a las mujeres “que es momento de alzar la frente y entender que lo que estamos construyendo será para nosotras”.

Al mirar esto, desde la historia de hoy, considera oportuno crear encuentros de las mujeres presentes, por eso, del 8 al 12 de noviembre les abrió los brazos y el corazón a las mujeres motuleñas para que juntas compartieran experiencias, sentires y saberes sobre autonomía, autocuidado y escribir la propia historia, con apoyo de la Colectiva Violetas del Mayab y la Instancia de la Mujer de Motul.

Una semana más tarde, este martes 23 de noviembre, concluyó este encuentro en el municipio con la conferencia performática “Igualada como tú”, en la casa de Elvia Carrillo Puerto, el Museo Carrillo Puerto.

 

También te puede interesar: Conferencia performática brindará homenaje a Elvia Carrillo Puerto

 

Su intención es replicar el proyecto en otros municipios donde la liga feminista “Rita Cetina Gutiérrez”, creada por la ancestra a la que recuerda con esta conferencia (Elvia Carrillo Puerto), la cual fue extendida por alrededor de 30 municipios hasta 1923.

“La intención es que este proyecto pueda andar con varios municipios de Yucatán, que pueda tener el encuentro con mujeres y luego hacer la presentación de la conferencia”, para esta última, le pidió a la audiencia que situara su mente, su cuerpo, en un territorio de finales del siglo XIX y principios de siglo XX “para mirar, apreciar y valorar la historia”.

Con fotografías, inicia la conferencia recordando que en 1870 mujeres como Rita Cetina Gutiérrez y Gertrudis Tenorio Zavala (mejor conocida como Hortensia por su pseudónimo) empiezan a compartir textos cuestionando lo establecido, confrontando por qué tenían que escuchar a alguien más para ser lo que ellas eran: mujeres.

 

Foto: Cecilia Abreu

 

De ahí, en ese mismo año, fundaron la revista SiempreViva que dejó de distribuirse en 1886; pero, cinco años antes de su fin, en 1881, nació Elvia Carrillo Puerto. Una mujer que nace en clase media, con la oportunidad de acceso a información y estudio; pero también con un hermano que portaba la bandera del socialismo y la lucha por los derechos, Felipe Carrillo Puerto.

Es así, como a sus 38 años aproximadamente, organiza las ligas feministas “Rita Cetina Gutiérrez”, tomando ideas socialistas, pero prestando especial énfasis en las mujeres. "Hagamos algo nosotras por nosotras mismas".

Pero no las hace públicas hasta 1922, cuando Felipe Carrillo Puerto gana la gubernatura del estado de Yucatán, con quien Elvia y más mujeres iban de municipio en municipio para crear la liga feminista en el interior del estado y llamar a las mujeres a ser el centro de sus vidas; siempre con Felipe sabiendo que esos temas no le concernían más que a ellas.

La falta de entendimiento del resto de los hombres y la sociedad en general ocasionó que cuando las veían llegar tan fuertes, con la cabeza en alto y firmeza a los municipios, les gritaran “¡igualadas!”, de forma despectiva, junto con muchas otras acusaciones e insultos porque notaban que sus cuerpos eran distintos, caminaban con seguridad, colocadas ante el mundo.

 

Foto: Cecilia Abreu

 

Sin embargo, cuando el 3 de enero de 1924 asesinan a Felipe, empezó una persecución militar en su contra y contra todas las personas que tuvieran ideas socialistas, por eso, Elvia Carrillo Puerto huyó vestida como hombre.

Y, en el presente, Liliana Hernández, vistiendo un saco, cuestiona por qué incluso en el año 2021 las mujeres tienen que tomar actitudes catalogadas como masculinas para que tomen en cuenta sus opiniones, por qué en 1924 Elvia tuvo que huir fingiendo ser hombre y las mujeres de hoy aún luchan con la misma problemática, aunque de formas distintas y más normalizadas, por qué no pueden salir a la calle sin que el acoso callejero esté presente.

En ese año, además, Susana Betancourt, tuvo que entregar los $137 que tenía la liga feminista; hoy, desde Corriendo con Lobas, expresa “nos encontramos desde el interés de nuestros recorridos vitales, nos acuerpamos y vamos encontrando momentos para dejar de estar silentes, momentos para hablar, seguimos creyendo y narrando lo posible, seguimos viendo futuro. Construimos hoy los lugares que queremos habitar”.

“También desde la escena estamos escribiendo nuestra historia y los archivos vitales, las experiencias, los encuentros, forman parte de las historias que nos constituyen”.

 

También te puede interesar:

-25N: un nuevo llamado

-Antimonumenta Feminista de Yucatán, colocada en el Remate de Paseo de Montejo

-Arranca en Cancún programa de empoderamiento digital de mujeres

-Yucatán, único estado con Instituto de la Mujer en todos sus municipios

-Llaman colectivos feministas a marchas por el 25N en QRoo

-Ninguna autoridad puede manifestar cuánta violencia hay contra las mujeres: activista

 

Edición: Laura Espejo