Foto: Enrique Osorno

Luego de obtener la denominación como Pueblo Mágico, Sisal ha dejado de verse como un puerto pequeño: los ojos del mundo están puestos en lugar, pues el turismo, principalmente nacional, ha aumentado en 20 por ciento y se espera la llegada de inversiones de hoteles, restaurantes y más negocios.  

Además, han realizado remodelaciones en la entrada al malecón, y pronto empezarán trabajos de repavimentación en las principales calles del pueblo.  

“Lo que queremos es que no se quedan con la idea de que somos un puerto pequeño, sino que somos un puerto con mucha naturaleza, Y estamos mejorando día con día nuestro servicio para que el turismo realmente quiera regresar", Jesús Antonio Ek Huitz, director de Turismo de Hunucmá.  

Desde el mes de diciembre del 2020, el municipio de Maní y el puerto de Sisal, en Hunucmá, recibieron oficialmente el nombramiento de Pueblos Mágicos, por parte de la Secretaría de Turismo federal (Sectur).  

Aunque han pasado dos meses, Ek Huitz reconoció que esta distinción ha generado un impacto en la sociedad y ha colocado a Sisal en una buena posición en el sector turístico, lo que se refleja en la llegada de más visitantes nacionales, a pesar de la pandemia del COVID-19.  

Una de las primeras acciones que realizó el municipio, en coordinación con el gobierno de Yucatán, después de recibir el nombramiento, fue la remodelación de la entrada principal al muelle, se instalaron palmeras con luces.  

Sin embargo, añadió el funcionario, se están gestionando más obras, por ejemplo, adecuaciones en el muelle de Sisal, así como construcciones e infraestructura para albergar nuevas inversiones, por ejemplo, nuevas calles, repavimentación de varias arterias entre otras cosas.  

Además, a través de las diversas cooperativas locales, están preparando nuevos productos turísticos para ofrecer a los visitantes, como scuba diving, además las empresas se están innovando y renovando sus servicios para mejorar día con día.

También, comentó que el puerto ha levantado interés de nuevas inversiones, por lo que pronto estarán llegando nuevos restaurantes, departamentos y negocios.  “Tenemos la mirada de muchas inversiones, esto traerá empleos y un crecimiento económico en la población de Sisal", comentó.

 

Parador turístico

A su vez, el funcionario reveló que están en pláticas y gestiones con las autoridades estatales para la instalación de un parador turístico en el corazón del puerto, que sea atractivo para los visitantes, que tenga espacios para los artesanos, y demás comerciantes, además para albergar a los camiones turísticos y demás vehículos.  

“Las acciones del Ayuntamiento están enfocadas en la necesidad de la población, la mejor opción para el pueblo”, recalcó.  

Si bien, desean el crecimiento de la comunidad, pero es inevitable la llegada de grandes empresas interesadas en invertir en este nuevo Pueblo Mágico.  

Jesús Antonio indicó que para promover más el destino, la dirección de Turismo visitará varias partes del estado y del país, tocando puertas y dando a conocer las bondades y atractivos de Sisal, además de dejar folletos y videos del puerto en otros puntos turísticos. “Vamos a tocar puertas en otros estados y destinos”, aseguró.  

Por otro lado, indicó que el municipio desconoce si próximamente el gobierno federal destinará algún recurso especial para el puerto, que permita desarrollar todavía más la infraestructura en la zona, por lo que las acciones que han hecho son con sus propios fondos y con apoyo del gobierno estatal.

 

También te puede interesar: 

Ts’o’ok u káajal u chíikpajal meyaj táan u beeta’al ti’ le óoxp’éel túumben Pueblos Mágicos yaan tu péetlu’umil Yucatán

Maní continúa reinventándose a tres meses de ser nombrado Pueblo Mágico

Bacalar, una joya turística en crisis

Evaluaciones continuas obligan a Tulum a mantener los estándares de calidad

Estudios turísticos revelan impacto de la globalización

Desde este año, Pueblos Mágicos deben regirse por un programa estatal: Sedetur

'No sólo es tener los Pueblos Mágicos sino darles el valor que merecen': Michelle Fridman

Pese a cercanía con Cancún, Isla Mujeres ha logrado conservar su esencia

 

Edición: Elsa Torres