post Image

Compartir

Ni siquiera querían escucharme por ser mujer: Rocío

Especial: 8M Día Internacional de la Mujer

Foto: Secretaría de Desarrollo Social de Quintana Roo

Rocío Moreno Mendoza es la secretaria de Desarrollo Social de Quintana Roo. Oriunda de la Ciudad de México y quintanarroense por adopción, estudió ciencias políticas y administración pública y aunque toda su carrera profesional se ha dedicado al servicio social, lo cual es su pasión, al principio no la tuvo nada fácil, pues hace unas décadas el que una mujer se desempeñara como funcionaria no era tan común como ahora. Ella lo vivió en carne propia, pues en ocasiones sus interlocutores ni siquiera querían hablar con ella, por ser mujer.

La funcionaria entró al servicio público cuando se estaba conformando la secretaría federal de Desarrollo Social, con Luis Donaldo Colosio al frente. Allí eran un grupo de varias personas, la mayoría varones y ella fue de las pocas mujeres que ingresó. “Tuve la gran posibilidad de conocer casi todo el país, diferentes realidades, todas ellas con grandes retos en el ámbito de pobreza y marginación; me formé en ese equipo de luchadores sociales que empezaban a ver por un proyecto para sacar a la población mexicana de la pobreza”, recuerda.

Uno de sus retos profesionales más complicados fue cuando le tocó ir a Guerrero durante la época de la guerrilla, el Ejército Popular Revolucionario (EPR), para ayudar a comunidades a tener opciones de ingreso que evitaran que se sumaran como guerrilleros. La califica como una etapa muy complicada, retadora, porque era un ambiente de muchísima violencia.

“Yo estaba muy joven y allí sí pesó el hecho de ser mujer. Había reuniones en Tlapa o en la montaña de Guerrero, en San Luis Acatlán, diferentes lugares... y cuando hablaban mis compañeros no pasaba nada pero si yo empezaba a hablar se paraban y se iban, me dejaban con la palabra en la boca”, narra.

Pero ella no desistió y encontró la manera de hacerse escuchar: “se me ocurrieron dos vertientes: una es que mi nombre tiene traducción a las diferentes lenguas originarias, entonces averiguaba cómo se decía Rocío en tlapaneco, mixteco, tzeltal, tzotzil, dependiendo de adonde íbamos y me presentaba en su lengua, no sabes eso cómo me ayudaba a entrar… después empecé a trabajar con las mujeres, entonces mis compañeros varones se iban a hablar con los hombres y yo empecé a hacer trabajo comunitario con mujeres”.

Allí, dice, descubrió la capacidad de compromiso de las féminas, de trabajo, organización, administración y de hacer muchas cosas a la vez.

Posteriormente se desempeñó en las áreas de planeación y transparencia. En el 2000 logró que el municipio de Puebla llegara al primer lugar nacional en ese rubro, en un ambiente muy complicado pues el en ese entonces gobernador de la entidad, el hoy preso Mario Marín, tenía una línea contraria a la transparencia.

Su gran apoyo fue la presidente municipal de Puebla de ese entonces, una mujer que le dijo: “vamos para adelante y no nos quitamos, tenemos que hacer la diferencia”. 

Luego llegó al sector turismo, donde conoció al actual gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín. Ella fue su coordinadora de asesores y él la invitó a integrarse a su administración, en 2016.

En todo ese tiempo, asegura, el papel de la mujer en el servicio público ha evolucionado considerablemente. “En los cargos públicos es muy diferente la situación, sobre todo en los directivos; por ejemplo, hoy en el gabinete de Quintana Roo somos igual número de mujeres que de hombres y en el área social somos puras mujeres y no es por decir nada, pero ahorita durante la pandemia quienes sacamos la casta adelante fuimos las mujeres del gabinete”, resalta.

Su secretaría fue la encargada de la entrega de despensas durante la contingencia sanitaria por COVID-19, lo que representó un enorme esfuerzo, pues se entregaron más de un millón de paquetes alimentarios en todo el estado. La palabra clave para lograr esta meta, comenta, fue “solidaridad” de la población en general y de su equipo de trabajo para llevar casa por casa el apoyo.

“Fue titánico. En menos de una semana tuvimos que armar una estructura ubicando diferente responsables por municipio, haciendo crecer vía las organizaciones de la sociedad civil a los grupos de voluntarios, dando capacitación de cómo teníamos que salir a la calle, los protocolos sanitarios”, rememora.

En cuanto a la dinámica social, consideró que esta es diferente en cada zona del estado: en el norte hay que construir tejido social, “hay tanta migración, tantas diferentes realidades y el tipo de trabajo que se hace permite poco arraigo”, mientras que en la zona maya se requiere el rescate de sus raíces y en el sur el principal reto es la diversificación, “generar mayor emprendurismo, porque lo tiene todo”.

A las jóvenes, las alentó: “sí se puede. Uno debe prepararse y tener todo tipo de herramientas no sólo en el tema educativo sino en desarrollo de capacidades. Las nuevas generaciones que trabajen todas las redes, sobre todo de sororidad, es mucho más fácil avanzar juntas; lograr cosas grandes siempre es mejor cuando se trabaja en equipo”.

Edición: Elsa Torres

 

Este trabajo periodístico es parte de un especial que La Jornada Maya preparó este 8 de marzo en conmemoración del Día Internacional de la Mujer. La cobertura completa la puedes conseguir a continuación:

 

- Ser una caja vacía u otras formas de luchar después del 8M

- Carta al presidente en el día de la mujer

- Pandemia rompió el miedo: estudiantes conforman colectivas para denunciar abusos

- Soy una feminista rabiosa: Maru Medina

- Hay que luchar por nuestros derechos: Marián

- Ser mujer es superarse, salir adelante y trabajar el doble: Azeneth

- Mujeres produciendo con huevos, proyecto de vida de Itzel Suárez

- Somos factor de cambio en temas vanguardistas: Jaqueline

- 8M: Las protestas de mujeres que cambiaron el mundo 

- Femen, el grupo ucraniano que protesta con los senos desnudos

-Vital, pelear por los derechos de todos en un mundo diverso: Fridman Hirsh

-Aunque en teoría hay avances, todavía queda mucho por hacer: Maricela Flores

-La mujer emancipada

-Uniformes Vargas, 52 años de poder femenino en su máxima expresión

-'Nenis' llevan décadas luchando contra un sistema que precariza a las mujeres

-Mujeres quintanarroenses, con la tasa de fecundidad más baja del país

-Independencia económica nos da libertad para tomar decisiones propias: Aracely

NOTICIAS ANTERIORES

...
10 de Abril del 2021
Cultura
Cierra museo del INAH en Cancún por caso de Covid-19
Leer más
...
10 de Abril del 2021
Sociedad
Turista sufre quemaduras en restaurante de Cancún
Leer más
...
10 de Abril del 2021
Sociedad
Pese a restricciones, inicia el festival electrónico Zamná, en Tulum
Leer más