Foto: Rosario Ruiz

Después del personal del sector salud, nosotros somos los más expuestos a contagios de COVID-19, por lo que hemos pedido a las autoridades -incluso a nivel nacional- nos tome en cuenta como sector prioritario para la evacuación, señaló Aracely Adame, administradora de casa funeraria San José, en Playa del Carmen.

“El primer caso de COVID tuvimos un terrible miedo de ir a recogerlo; hay que recordar que somos una actividad esencial, así que mientras todos se resguardan nosotros tuvimos que salir. Desconocíamos todo el tema y ha sido con el paso de los meses que hemos ajustado nuestros protocolos, ya con mayor certeza”, mencionó. “En esta funeraria a todos ya les dio COVID-19”.

Para los servicios funerarios este primer año de pandemia ha sido “de cambios impresionantes”, pues el protocolo a seguir para la disposición de cadáveres se modificó. En un principio, explicó, los deudos no tenían posibilidad de ver a su familiar, pues la orden de las autoridades sanitarias era cremación directa.

“Los primeros fallecimientos fueron desgarradores, las medidas que teníamos que tomar eran alarmantes, el personal cubierto de pies a cabeza, con cuatro guantes, botas y pues los familiares perturbados, porque su ser querido ingresaba al hospital y no sabían más de él hasta que les avisaba del fallecimiento. Muchas veces al no ver a tu familiar, no cerciorarte de su muerte, te queda ese vacío, ese sentimiento. Y nosotros sólo podíamos entregarles las cenizas”, detalló.

Poco a poco se adecuaron para que los familiares pudieran despedirse: instauraron una sala de velación de cenizas en la cual mediante una reunión de Zoom los deudos pueden estar presentes. Les dan una cuenta al familiar principal y éste se encarga de compartirla con quienes considere. Igualmente para la cremación adecuaron un área Covid donde dos personas pueden presenciar el ingreso del cuerpo al horno crematorio.

En los meses pico de la pandemia, dijo, tuvieron hasta cuatro servicios por día, pero nunca rebasaron su capacidad, que es de hasta siete cremaciones diarias. “Y sí ha habido una disminución de casos, puedo confirmarlo; incluso desde hace dos semanas no hemos tenido ningún difunto de COVID”, aseguró.

Esta época, destacó, también los ha hecho más sensibles al dolor de quienes pierde a u ser querido: “no puedes confortarlos, darles un abrazo… el mejor apoyo es una compañía silenciosa, que sepan que estás allí, que puedes ayudarlos con sus trámites, con todo lo necesario para que esta situación sea lo más tolerable posible”.

 

Este texto forma parte de una edición especial que La Jornada Maya preparó para sus lectores al cumplirse un año de la declaratoria del Covid-19 como pandemia por la Organización Mundial de la Salud.


La cobertura completa la puedes leer a continuación:

-Reflexiones a un año de la declaratoria de la pandemia 

-Hemos tenido siempre como guía priorizar la vida y la salud: Mauricio Vila 

-Restricciones por coronavirus causaron enojo; fueron decisiones difíciles: Aysa 

-Detener actividad turística de QRoo, la decisión más difícil: CJ 

-Campeche, con esperanza de una nueva normalidad ante Covid-19 

-Del 'puente' a una nueva forma de vida 

-Muerte y estrés: paramédico relata experiencias a un año de la pandemia 

-Hospital General de Cancún tuvo que reconvertirse para atender a pacientes Covid 

-Politizar pandemia afectó el manejo de la enfermedad: Guerrero Flores 

-'A un año, todavía existe temor de contagiar a nuestras familias', enfermera 

-Habrá ‘antes y después’ de la pandemia, asegura investigadora clínica 

-Lo que somos 

-La península de Yucatán, a un año del comienzo de la pandemia 

-En 2021 han fallecido 98 trabajadores de Pemex en Campeche 

-Mi egocentrismo y la pandemia 

-Módulo Covid de 'Carmen', único en su tipo en el sureste 

-Tuve miedo cuando di positivo, pero todo salió bien, relata Alejandra Avelar

-A un año de cobertura por tiempo indefinido

-De agendas y años perdidos

-Servicios de exequias aumentaron 30 por ciento en Yucatán, según la ANDF

-Dili Envíos: un proyecto que supo aprovechar la contingencia sanitaria

-Pandemia fue prueba de fuego para microempresarias

-Por pandemia, Yucatán perdió más de 17 mil empleos: Canaco

-Pandemia, cuarentenas y TDAH

-La pandemia eterna

-Pueblos como el mío

-El deporte, trastornado por el virus, se convirtió en un espectáculo muy diferente

-Un año de la pandemia: El virus con más de 2.5 millones de víctimas

-Imágenes y sonidos extraños en los diferentes escenarios deportivos

-Estrategia empresarial de Carmen, referente ante contención de Covid-19 

 

Edición: Ana Ordaz